El Diario Zen, Mayo: Cultiva Tu Jardín Zen Interior

Múltiples estudios muestran los efectos beneficiosos de la naturaleza en el individuo. Pasear por un bosque, ronronear con tu gato, o cavar un poco en tu jardín puede reducir tus niveles de estrés,y ralentizar el frenético ritmo de los pensamientos, al mismo tiempo que recobras el gusto por la contemplación.

Suiza es el lugar ideal para tal propósito: paisajes increíbles, lagos en cada rincón, fuentes, gaviotas, perros de todas las razas; sin mencionar la belleza de los parques públicos en el centro de cada ciudad.
¡Los helvéticos están muy mimados!. Y eso está bien, ya que las prácticas que sugiero necesitan de una cierta cantidad de naturaleza disponible, y que no quede demasiado lejos. He aquí un compasivo pensamiento para todos los habitantes de las megápolis de Japón, México o China; para quienes el contacto con la naturaleza se resume a una planta en maceta al lado de la máquina del café, o el canto de un pájaro como tono de llamada.

Camina lentamente.

Y, preferiblemente con un paisaje, ante ti; de árboles, hierba, palomas, gaviotas, fundiéndose con el azul.
Camina sin ninguna meta en particular, relajado, elevando tu cabeza al cielo de vez en cuando. Descubre los detalles del paisaje, los nudos en los troncos de los árboles, la gotitas brillando en las fuentes.
La clave: ir despacio. Tendrás la ayuda del famoso refrán suizo: “El lago no está en llamas”, no cabe duda acerca de la antigua sabiduría de redescubrir el arte de tomarse en tiempo necesario.
Para añadir: observa con una sonrisa divertida a los peatones que caminan con prisa y a los corredores con su ropas de deporte fluorescentes – ¡ los grupos de personas a los que antes pertenecías!.

Cuida las plantas.

En ciertas tribus africanas, la sabiduría se mide por la capacidad de un individuo de cuidar de una planta. Regarla, hablarle, mirarla desde todos los ángulos, encontrarle el mejor lugar…
Establecer una relación especial con uno de los habitantes de la Tierra; ya sea una encina, un higo o una orquídea. Para comprender cómo funciona este “indivíduo vegetal”; lo que percibe, las vibraciones que emana, lo que le gusta o le disgusta.
La clave: esta capacidad de entrar en una relación con un universo muy distinto al tuyo, incrementará enormemente tus habilidades de empatizar. Y por ende, aumentará tu capacidad de empatizar con los humanos.
Para añadir: sin estar obligado a anunciar públicamente que le hablas a las plantas, todavía puedes compartir esta práctica con tus amigos, padres, e hijos…¿y dar actualizaciones periódicas acerca de la planta a la que has adoptado?

Ilustración : Katy-Anna Gibbe.
Traducido por: Sandra María [Sao] Santisteban Delgado.

Agosto : Deja a un lado tu móvil.

Mes a mes, un pequeño viaje a través de los embrollos cotidianos – ejercicios prácticos para superar y cambiar nuestra relación con la vida.

Agosto – Deja a un lado tu móvil.

Solamente por compasión, nos beneficiamos del verano ofreciéndote un camino que es, a la vez, sabio pero también un poco complicado: ¡deja a un lado tu móvil! No es muy sencillo intentar este descanso cuando estamos bajo el estrés laboral, o yendo de vuelta a la escuela. Pero en verano, con su desfile de perezosas siestas al lado de un lago, el tumbarse y los refrigerios tranquilamente bebidos a medida que se pone el sol, ofrecen las condiciones idóneas para un breve desafío.
No hay razón para negarlo, ¡no es fácil liberarnos del móvil! Es un lindo objeto, reafirmante, útil, y además nos acompaña en la mayoría de nuestras actividades, como un compañero de viaje. De todos modos, aunque Buda (quien después de todo era un visionario), no dijo nada acerca de esto, este objeto también tiene un lado oscuro, como tantos obstáculos en el camino a una vida más zen.
Nuestros móviles nos arrastran de lo que es real: tienen el poder cósmico de hipnotizarnos y aquí solemos estar prisioneros en un mundo virtual, revisando las notificaciones cada dos minutos. Durante este tiempo, “la vida real” está pasando delante de nuestras narices, sin que nos demos cuenta…y mientras pasan las horas. 
Las redes sociales por su parte, tristemente dejan en su vigilia un reguero de diversas emociones, dependiendo de lo que hayamos estado mirando. En Facebook, podemos ver lindos gatitos seguidos de la brutalidad del hambre en Yemen. Y en este espacio de “otro mundo”, es difícil saber que se ha dejado una impresión (realmente) en nuestro corazón o plexo solar. Como daño colateral, hay una acumulacion de estrés diario y enfermedad.

La técnica del apagado.

Este método radical que asimilarás durante las vacaciones, es simplemente apagarlo. No en “modo avión,” que aún puede tentarte a querer echar una mirada a tu galería de fotos.
¡No! , volvámonos locos: apaguemoslo. Pantalla en negro, completamente sin uso, aunque puedes usarlo como marcapáginas para tu revista. Es un poco pretencioso usar un objeto de 800 francos como un marcapáginas. En países extranjeros como Suiza, ciertamente esto podría acusarse de esnobismo de la riqueza…¡Pero es un signo ostentoso de que has hallado tu nueva libertad!
La clave: dejar tu móvil, tienes que superar el echarlo de menos. Para hacerlo, la ruta más directa es: sentir su pérdida. No intentes evitarla, siéntela y date cuenta de ello, con fascinación, de que que el sentimiento de echar de menos desaparece, simplemente por el hecho de vivirlo. Nos reconciliamos con nuestras emociones en el corazón del momento presente.
Para añadir: toma nota de todos los momentos que , de todos modos, has tomado el objeto (recuerda que está apagado); pero lo has soltado, como una victoria interna. ¡Sí!


La autora de esta guía, Kankyo Tannier, una monja budista; pero a un millón de millas de distancia de los clichés acerca de la espiritualidad.
Una bloguera muy activa en las redes sociales, que ofrece un viaje interior lleno de humor, optimismo y sencillez. También es autora de dos éxitos de ventas: “Ma Cure de Silence” , el cual ha sido traducido a 14 idiomas, y “A La Recherche du Temps Présent”. Kankyo Tannier está interesada en todo lo que pueda ayudarnos a traer significado a nuestras vidas: pequeñas cosas cotidianas, alegres rituales, momentos mágicos que abren las puertas al cielo. Su consejo está disponible para todos, sin dogma ni creencias. 
Ella está de acuerdo con una espiritualidad moderna, en contacto con la vida real.
Ábrete al significado de la vida….Pero mantén tus pies en el suelo.

Kankyo Tannier :
Página Web : www.dailyzen.fr
Canal de Youtube : www.youtube.com/DailyzenFr
Su Monasterio : www.meditation-zen.org

( Merci 🙂 Muchas Gracias Sao pour la traduction ! )

Diario Zen – Julio : yendo de vacaciones.

Cuando las actividades se unen, ¿cuándo es el momento de desconectar?. Las vacaciones son el momento ideal para ello, y nos invitan a acercarnos a una de las prácticas más espirituales: al arte de relajarnos.
Una buena noticia: el arte de la relajación se puede practicar ahora mismo (incluso si aún no estás de vacaciones o si ya te has tomado todos tus días de asuntos propios), ¡y es grátis!
Tomarse tiempo de esta manera tiene la ventaja de crear un descanso en el constante transcurso de los días: desde el momento de descanso (desde el momento en que paramos) una sorpresa o algo asombroso puede ocurrir, lo cual nos permite redescubrir un mundo más allá de nuestra experiencia normal. Dios Mismo, desde la altura de su espléndida perfección se dió a sí Mismo este maravilloso espacio: “¡Al séptimo día descansó!”. Y gracias a ese descanso, a esa maravillosa inspiración, se recreó al crear el mundo…

Aprende a parar.

No es tan fácil parar cuando todo se está acelerando y la distracción es la norma. Para empezar, la práctica más sencilla es sentarse frente a una ventana….y no hacer nada. ¿Suena estupido?. Para nada. Sin meta, sin idea de beneficio, simplemente estando presente en lo que hay. Es realmente como el comienzo de una aventura, ya que no tenemos ni idea de lo que pueda pasar. ¡Presta atención! De la nada puede surgir el esplendor del momento (o una paloma perdida). El ejercicio es desconcertantemente simple. No hagas nada. Un minuto de silencio dedicado a observar, a escuchar, a sentir. Cuerpo y mente están directamente conectados, esta pausa tiene el beneficio de parar o calmar los ritmos del cuerpo.También, piensa en respirar adecuadamente y en dejar tus pensamientos ir y venir.
La clave:​ ésta es una práctica para ser aprendida poco a poco, progresivamente, dándonos tiempo para amansar el vacío.
Para añadir:​ hay una buena posibilidad de que si este minuto de descanso te ha hecho sentir estupendamente, estarás tentado de prolongarlo…2,3,4,10,20…minutos. Y permite que surja esta frase de Durkheim: “La voz del silencio es la de la maduración del fruto”.

(Traducido por Sandra María [Sao] Santisteban Delgado).

Budista en el trabajo : El arte de los encuentros zen.

En el monasterio budista, las mañanas de los jueves son dedicadas a las reuniones. Justamente después del desayuno los residentes se acomodan alrededor de una impresionante mesa de madera. Entonces uno de los monjes da a conocer el orden del día….Y todo el mundo aguanta la respiración antes de quedarse atascado.
Reuniones: sumergirse directamente en el corazón de nuestras emociones y nuestros preciados fracasos. Hace algunos años, cuando estallé, desafiante, sobre este tipo de galimatías, un venerable psicólogo me ofreció la siguiente explicación. Una especie de regalo – uno realmente valioso- para sobrevivir en un ambiente hostil.
Desde que fuí participante, he aquí una exclusiva para ti, querido lector del blog Daily Zen; las reuniones, con todos los participantes sentados alrededor de la mesa, traen de vuelta recuerdos de la mesa familiar de nuestra infancia. Es por eso que, años después, lo que es el asunto a tratar no tiene nada que ver con tomar decisiones o organizar un monasterio. Teniendo esto en cuenta, analizando las reuniones, es una tarea bastante distinta.
El jueves pasado, por ejemplo, uno de los monjes budistas – que está muy comprometido – estaba quejándose de que tenía demasiado trabajo. “Simplemente no puedo hacer nada más. Desde el último retiro, no he tenido un sólo momento para mí mismo, con toda esta gente nueva a la que dar la bienvenida y a la que guiar….He tenido que hacerlo todo y ninguno de ustedes estaba disponible para ayudarme…Esto no es justo”. Este monje, en un semipermanente estado de hiperactividad, simplemente nunca paraba.
Corría de un lado para el otro, organizando cosas, continuando con las tareas….. aunque muy a menudo nadie le ha pedido que las haga.

Siempre parecía estar persiguiendo para sí mismo la imagen del monje ideal. Una meta sin fin, la búsqueda del Grial….y en el corazón: una semipermanente insatisfacción.
Después de su discurso, las personas allí presentes le propusieron algunas soluciones: ¿quizás pudiese tener a alguien que le ayudase?. Su respuesta: sería muy difícil encontrar personas realmente motivadas.
¿Y si se tomase un poco de tiempo antes de los retiros, para poder tomar perspectiva y prepararse en calma? Su respuesta: de acuerdo, pero que si tenía algo de tiempo libre le gustaría seguir con la costura u ordenando su habitación, pero no utilizarlo para asuntos propios, oh no.
Algunas otras propuestas fueron dadas, pero ninguna realmente en condiciones de ser aceptada. Y aún así…el monje terminó la reunión con una sonrisa en los labios. La gente lo había escuchado, habían compartido y escuchado sus dificultades…el resto del camino a seguir era solamente suyo.

Traducido por Sandra María [Sao] Santisteban Delgado. 🙂

Meditación Zen y…los SECRETOS DE LA RESPIRACIÓN

(Traducido por Sandra María [Sao] Santisteban Delgado)

¿No este el caso de que un estudiante (practicante) bien informado vale por dos?
He aquí alguna información esencial de uno de los elementos clave del zazen: la respiración . Hay muchas explicaciones acerca de este tema, algunas aparentemente contradictorias.

Para preparar el terreno, he confiado en mi doble experiencia como meditadora y como una profesora de canto, y al tener conocimientos de anatomía y artes marciales: ¡el conjunto completo!
Comentarios y preguntas son siempre bienvenidos. Sobre todo: ten una buena práctica .

1. ¿Qué es la respiración abdominal?

Respiración Abdominal ,o respirar con el estómago -puede ser resumido en esta fórmula mágica “En la inhalación, el estómago se infla – en la exhalación, el estómago se desinfla”. El otro modo es respirando “hacia arriba” o “respiración torácica”, la cual no describiré, simplemente no adquieras ningún mal hábito. (Pero podría resumirse diciendo que si tu pecho se expande cuando inhalas, no has entendido la cuestión).
Desde el punto de vista técnico, el diafragma juega un importante papel en la respiración abdominal . Se refiere a un músculo parecido a la mitad de un globo, el cual divide el torso en dos al nivel del plexo solar (en un plano horizontal, si me sigues…..)

No hay nada mejor que un pequeño vídeo para que lo veas claramente:

En la inhalación, cuando el aire entra en los pulmones, el diafragma desciende. Con este movimiento presiona los órganos viscerales (estómago, hígado, y todo lo demás que tenemos en el abdomen) y crea en movimiento un inflamiento del estómago.
Como puedes comprender, realmente no hay aire en el estómago. Cuando exhalas, ocurre al revés: el aire sale, los pulmones se contraen, el diafragma vuelve a subir y el estómago se desinfla (a menos que bebas cerveza, entonces eso es otra historia).
Durante el zazen ( meditación zen ), esta respiración abdominal se desarrolla gradualmente siempre y cuando que la postura sea lo suficientemente relajada y equilibrada. Al principio, este no es el caso.

Por lo tanto, descubre algunos “trucos mágicos” para ayudar a liberar tu respiración…

Sé como Droopy.

 

Droopy : modèle parfait d'une mâchoire détendue

Droopy : modèle parfait d’une mâchoire détendue

“Soy tan feliz”
Aunque es sumamente improbable que encuentres esto mencionado en las enseñanzas budistas tradicionales, esto es esencial. Droopy – aparte de la manera en que se arrastra alrededor – está caracterizado por una mandíbula caída, tal y como haría un corredor de bolsa sobrepasado y celoso.
Durante el zazen, relajando la mandíbula y las mejillas permites al diafragma dejarse llevar y a tu respiración enrollarse comfortablemente en tu estómago, como si fuese magia. En efecto, aunque a primera vista esta idea parece extraña – la mandíbula y el diafragma están

conectados mediante el sistema muscular, el cual los hace trabajar juntos. (Si esta idea te parece interesante, estudia el trabajo de la famosa y revolucionaria kinesiologa François Mezieres). Compruébalo: si tu mandíbula se relaja, tu estómago se infla….y tu energía se adhiere a la parte inferior de tu cuerpo.

El Vaquero.

 

Le cowboy, modèle parait d'un bassin mobile

Le cowboy, modèle parait d’un bassin mobile

Recuerdas las grandes películas del oeste de antaño?
Un vaquero en su caballo, balanceándose con el ritmo de su montura. Su vientre sigue los movimientos de su caballo con una fluidez natural. Lo mismo ocurre con la respiración abdominal, excepto por el caballo. Observa: cuando inhalamos, cuando el estómago se infla, la pelvis se desplaza un poco hacia delante, la espalda se ahueca levemente. Cuando se exhala, el vientre se desinfla, la pelvis vuelve a su posición original.
Por supuesto, el movimiento es mucho más sútul que el de nuestro vaquero, es más como un micro movimiento. Pero si la pelvis está bloqueada, la respiración por sí misma también lo estará e impedirá su movimiento natural.
Idealmente situada en el centro del cuerpo, la pelvis es una especie de eje, que tiene una onda – como un movimiento, permitiendo al cuerpo moverse armoniosamente hacia arriba y hacia abajo.

2. ¿Cómo se debe respirar en zazen? (meditación zen)?

El fundamento es simple: respira sin interferencia.
Esto puede parecer contradictorio a las explicaciones previas, que te anima a liberar la respiración deliberadamente. Por lo tanto necesito ser un poco más precisa.
La regla principal en zazen es “déjalo estar”. El término sánscrito Tathata (Shin Nyo en japonés) que se puede traducir como “por lo tanto” o “talidad” al reflejar esta idea. Las cosas son como son – por lo tanto – y la práctica del zazen invita a aparecer al fenómeno de “sin elegir ni rechazar”. Lo mismo ocurre con la respiración. Observo como “el cuerpo” respira, si la respiración es lenta, rápida, alta o baja. Simplemente observar y dejar estar.
Y sobre todo, beneficiarse de esto: en este mundo de rendimiento, por una vez, no hay nada que hacer. Excepto cómo reconciliar esto con lo anteriormente sucedido.
Los dos puntos que he ofrecido anteriormente (relaja la mandíbula y da vida a la pelvis) son remedios que han de ser moderadamente aplicados. Productos con una fecha de caducidad a corto plazo. Si el cuerpo está particularmente tenso, por ejemplo, ofrécele un soborno mediante la concentración en uno de estos puntos, o en ambos de ellos por unos segundos o minutos. ¿Cuántas veces?, ¿cuánto tiempo?, ¿cuándo?.
Estas son preguntas que tendrás que resolver por ti mism@, a través de la práctica y del conocimiento de tus propias funciones normales.
Entonces, tras este suave foco de atención, después de relajar tu mandíbula y de anclarte en la pelvis, vuelve a la simple observación de la respiración Tathatta, tal y como es. Y entonces….deja las cosas estar….en total Existencia.
Aprende más con este vídeo (en frances).

 

 

 

Concentration et calligrpahie

Junio: Aprobar un examen y mantenerse zen.

Una crónica zen escrita con el periodista François Busson para la revista suiza L´Illustré.
Mes a mes, un viaje a través de las pequeñas preocupaciones de la vida diaria – ejercicios prácticos para cambiar nuestra relación con la existencia.

La autora de este texto, Kanyo Tannier, es una monja budista zen lejana a los clichés acerca de la espiritualidad. Una bloguera bastante activa en las redes sociales, que ofrece un viaje interior lleno de humor, optimismo y sencillez.
También es la autora de los dos éxitos de ventas : “La magia del Silencio” (Editorial: Planeta), actualmente traducido a 14 idiomas, y “A la recherche du temps présent” (cuenta con 4 traducciones). Kankyo Tannier está interesada en todo cuanto pueda darle sentido a nuestras vidas: esas pequeñas cosas de la vida diaria, esos alegres rituales, esos mágicos momentos que nos abren la puerta al cielo. Su enfoque es accesible para todo el mundo, sin dogmas ni creencias. Forma parte de una espiritualidad moderna, en contacto con la vida real. Ábrete al significado de la existencia….pero, manteniendo tus pies en el suelo.
Canal de Youtube: www.youtube.com/DailyzenFr ( vídeos en francés e inglés ).
Su monasterio: www.meditation-zen.org/en


Junio: Aprobar un examen y mantenerse zen.

Junio es el mes de los exámenes y otras pruebas para los jóvenes estudiantes. Un verdadero paso que va desde la ribera, atravesando el río, hacía la edad adulta. Durante este periodo, y en vista de todos los inconvenientes, hay una tendencia a que el estrés se acumule. Una situación la cual los padres han podido experimentar durante una entrevista de trabajo, una petición de aumento de sueldo, o las primeras charlas acerca de la boda de tu hermana.

Nuestro cerebro es muy rápido en ver todo en modo desastre. Cada uno de nosotros es capaz de imaginarse, uno por uno, todos los posibles escenarios catastróficos con gran detalle, terminando por estar con el corazón acelerado y un nudo en el estómago. Doblemente doloroso. Pero, ya que estás tan dotado de imaginación para imaginarte lo peor, ¿por qué no te anticipas para lo mejor? Para eso, te ofrezco dos caminos.

Empieza a dirigir tu cerebro.

Es decir, plantéale objetivos claros, que sean precisos y medibles. Por ejemplo: reflexiona sobre el estado ideal de tu mente, emociones y cuerpo; que puede precederte al hablar.
Recuerda momentos de tu vida en los que hayas sentido este estado ideal. Entonces, imagínate a tu doble entrando en la habitación del examen, la oficina del jefe, o en la parroquia. ¿Y, entonces?. Deja que tu Steven Spielberg particular haga el trabajo: déjale soñar, elabora el mejor supuesto para el Día D y encarna a la persona segura que te has imaginado.

La clave: cuando nos planteamos algo en nuestra mente, esto predispone a nuestro cerebro a realizar dicha tarea.

Para añadir: anticipa la escena, no sólo en imágenes mentales, sino también con agradables sensaciones físicas.

Permanece en el momento presente.

Consolídate firmemente en tu actual rutina diaria: es decir, tu plan de revisión, la elección de argumentos concretos como el porqué te mereces un aumento de sueldo, o dejando caer algo de humor en tu presentación pudiendo reír junto con los allí presentes.
Es un momento ideal para encarnar “realmente” el elemento clave de la sabiduría budista: la posibilidad de vivir sin proyectar hacia el futuro, simplemente estando presente.
La clave: como el futuro aún no ha llegado, el único lugar en el que puedes estar presente es en el ahora.
Para añadir : toma algunas respiraciones profundas y ánclate en tu propio cuerpo.

Dibujo : Guilllaume Long. Fotografía: Katy-anna Gibbe, Stan Wang-Genh.

Traducido por Sandra María [Sao] Santisteban Delgado.

 

La observación del colapso, desde un punto de vista budista

La observación del colapso, desde un punto de vista budista

A menos de que hayas vivido en una isla desierta durante los últimos 10 años, las noticias del mundo no son alentadoras. Los teóricos del «colapso» predicen años oscuros, la caída inevitable de nuestro nivel socio-económico, por no mencionar el resurgimiento de epidemias, hambrunas, guerras a las fronteras de los países ricos, e incluso dentro de ellos. Es como llegar a la comprensión súbita de que, sea lo que sea que hagamos hoy, ya es demasiado tarde. Los climatólogos han estado prediciendo esto desde hace años. También los científicos. Durante mucho tiempo, no fueron escuchados. Pero la tendencia se está invirtiendo y, en los últimos meses, el mensaje se ha ido difundiendo, con la fuerza de un tsunami: ustedes, tal vez no vivan tanto tiempo como lo esperaban. Tú, yo, probablemente careceremos de lo necesario. Usted, yo, podemos asistir a la muerte de nuestros hijos, padres, mascotas por la falta de medicamentos.

El movimiento está en marcha, las señales ya están ahí. El calentamiento global hará que muchas áreas del globo sean inhabitables. Las temperaturas extremas arruinarán cultivos enteros, sin que en este momento aparezcan soluciones técnicas disponibles. El año pasado, en mi pequeño rincón de Alsacia ( Francia ), hubo una falta de pasto para los animales. Los agricultores han organizado sistemas de entreayuda basados en la promesa de una buena cosecha de heno este año…. ¡Cruzamos los dedos!

¿Qué campo de acción?

Este artículo no pretende convencerte del colapso. Dejo los mejores argumentos a gente sabia como Al Gore, o Jared Diamond, cuyas notables conferencias encontrarás en la web. Tampoco se trata de lanzar un vasto movimiento de «depresión de grupo». Una vez más, dejo espacio para algunos medios de comunicación que han dominado el arte de activar los miedos colectivos, sin que se demuestre la virtud catártica de este método, por no decir otra cosa.

Entonces, nada de esto: mi propósito es bastante constructivo. Es decir, proponer algunas formas modestas -que provienen del budismo- para domar las emociones que resultan de este repentino cambio de paradigma.

La observación del colapso – repentino o progresivo, no lo sabemos – que se plantea: ¿cómo reaccionar? ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Vale la pena?

Un testimonio

Cuando descubrí estas teorías del colapso hace unos meses, pasé varios días en un estado segundo. Como en shock. El cuerpo ya no respondía realmente: parecía entumecido, como si estuviera envuelto en una camisola de algodón. Para evitar demasiado sufrimiento («Voy a morir pronto», «Puede que nunca tenga 80 años», «Va a haber mucha violencia en la sociedad») y las emociones resultantes, mi inconsciente se creó una respuesta de supervivencia: la anestesia. Mi cerebro estaba ocupado buscando una salida. ¡Rápido! ¡Una idea, una reflexión para detener la espiral de sufrimiento y depresión!

Hubo diferentes pistas, bien conocidas por aquellos que han pasado por allí, y que resumiré para ustedes:

– «Desapareceré, la mayoría de la humanidad desaparecerá, pero al menos la Tierra se salvará.» Esta idea surge generalmente en personas involucradas con la naturaleza. Aquellos que ya ven las muchas violaciones que están ocurriendo cada día y lo lamentan (Mención especial a este proyecto enorme de construir una carretera de circunvalación alrededor de la GCO, a pocos kilómetros de mi monasterio, (Francia). Con la ventaja añadida de un aumento del tráfico, la extinción de una especie animal (el Gran Hámster) y la tala de miles de árboles centenarios). Así que tal vez algún día, la Tierra se salvará del hombre. Pero ahora se ha demostrado que, con la especie humana, miles de plantas, árboles, peces, plantas, insectos y células también se extinguirán, sin haber pedido nada;

«¡Deprisa! Voy a comprar un rifle, a abastecerme de lo necesario y a crear una vida autárquica, lejos de las locuras del mundo«. Este fue la siguiente idea, no muy brillante, aunque tampoco tardó mucho tiempo. Rápidamente descubrí que las aldeas y/o comunidades con reservas son las primeras en ser atacadas en caso de escasez de alimentos. Tiene sentido;

– «Podemos encontrar una nueva fuente de energía.» Este es un argumento de última oportunidad: la idea de que ya habría una nueva fuente de energía para sustituir a los combustibles fósiles, cuya existencia estaría oculta por las grandes potencias por razones puramente financieras…. Um…. ¡La teoría de la conspiración en su traje ceremonial! Es difícil de creer por mucho tiempo y lo hipotético no resiste la urgencia que se avecina.

Así que, después de unos días y unas semanas, seguí adelante….

Sin soluciones externas = buscar en el interior

Las teorías del colapso destacan el siguiente punto: no hay solución. Una vez que pasó el primer choque, esto comenzó a resonar fuertemente en mi mente budista. Los temas de vida y muerte son bastante recurrentes en nuestra práctica. Los maestros de la antigüedad aconsejaban meditar “como si un fuego estuviera ardiendo en su cabeza”. Y cuando la casa se está quemando – de veras – la fuerza de esas enseñanzas aparece en todo su resplandor.

Vivir con la realidad tal como es

El apodo del Buda no era Bobby, Malu, Beto o Paco. Se le llamó amablemente «Tathagatha», un pequeño nombre poético que significa «Venido tal como es» o «Así venido». Como todos los demás, había venido al mundo desnudo como un gusano. Pero, a diferencia de muchos otros, no ha olvidado esta alegre espontaneidad de la infancia, esta original ingenuidad, esta intensidad del presente…. y la ha encontrado de nuevo, ya adulto. A través de su práctica de meditación, el Buda ha podido acceder a la capacidad de ver el mundo tal como es, sin juicios, interpretaciones, escapes o rechazos.

Y este es sin duda el primer -y difícil- paso en nuestro camino interior. Tomar conciencia del mundo tal como es y no como nos gustaría que fuera. Comprender que nuestro futuro será muy diferente de lo que imaginamos, que a pesar de todas nuestras lágrimas, miedos, vergüenza o desesperación es la realidad, y decir «OK». «Bien, empecemos desde ahí, desde esta nueva perspectiva, desde estas lagunas potenciales, desde esta tierra dañada». Y una vez hecho esto, continúa el viaje.

Fluir con las «emociones del colapso»

Pero este camino no es sencillo. O mejor dicho si: muy simple de formular, pero mucho menos obvio de poner en práctica. Porque aceptar la realidad del momento -el colapso- también significa lidiar con la cohorte de emociones que la acompañan.

Acerca de las emociones – Info1: son una experiencia física. Nuestro cuerpo percibe y expresa diferentes emociones a lo largo del día. Un corazón que late en el amor, mariposas en el estómago, un estrechamiento de la garganta antes de hablar en público, una pesadez en el plexo durante un duelo, etc.

Acerca de las emociones – Info2: en la mayoría de los casos son las emociones las que impulsan la acción y crean nuestra representación del mundo. Ejemplo: Una vez me divertí escribiendo un texto, lo compartí, escribí otros para recuperar el sentimiento, y me consideré como «autor, blogger, escritor» o cualquier otro personaje que pudiera despertar -cuando se piensa en ello- la agradable emoción del escribir. Otro ejemplo: me sentí débil y no de altura, me compré un gran SUV y recuperé la confianza en mí mismo pensando «Soy alguien» cuando miro mi coche.

Según estos dos parámetros («las emociones son un sentimiento y las emociones gobiernan nuestras elecciones de vida») el camino espiritual propuesto es el siguiente:

– aprendiendo de nuevo a sentir el cuerpo – lo bueno y lo malo – en tiempo real. Tal como están las cosas. Es decir, sumergirse en el corazón de las sensaciones;

– experimentar que estas emociones, estas sensaciones, son un movimiento. Aparecen y luego desaparecen, naturalmente, según el principio de la impermanencia de todas las cosas. Desaparecen…. siempre y cuando no intervengan conscientemente buscando una solución intelectual/racional/interpretativa para escapar de dicha emoción! Desaparecen, siempre y cuando permanezcan en una posición neutral y no fuercen el movimiento;

– Acepta los miedos, la vergüenza, la desesperación dejando la emoción en el cuerpo, sin que pueda llegar hacia la mente. Entonces podrá recuperar su libertad y su carácter transitorio.

Este es el camino que se propone en la meditación Zen, y cuyo valor mido hoy. Puedes aprenderlo en muchos lugares de Francia, si te interesa.

Tomar las decisiones correctas

Finalmente, este período, esta nueva visión del futuro, puede invitarnos a cambiar nuestras prioridades de vida. Hay un ejercicio bastante radical bien conocido por los entusiastas del desarrollo personal: trabajar con valores. Permite que cada uno se conecte con sus sueños más profundos (valores) para dar sentido a la vida. Para resaltar los valores, para identificarlos claramente, se invita a la persona a ponerse en la siguiente postura: imaginar que sólo le quedan 2-3 años de vida y ver cuáles son sus prioridades.

Con el colapso, el ejercicio pierde su carácter imaginario para encarnarse con la realidad. Podemos decidir, por desesperación, quemarlo todo, hacer una revolución o poner fin a nuestros días. Podemos conectarnos de nuevo con nuestros semejantes para empezar un nuevo camino juntos. Podemos volver a cuidar a nuestros seres queridos y mirar a la gente a los ojos.

Al hacerlo, nos conectamos con una nueva idea: la de la posible evolución de la humanidad, que habrá necesitado una crisis – enorme – para empezar a aprender.

Al conocer nuestras emociones y aprender a elegir nuestras vidas conscientemente, recuperamos el control del futuro. En lugar de quedarse allí, a un lado de la carretera, completamente indefenso, es posible desarrollar una solución. Por supuesto, será interna, porque no hay una solución externa para salir de la depresión. «No puedo cambiar el mundo, pero siempre puedo influir en la forma en que lo represento, y así dar sentido a mi vida.

Dicho un poco más claramente, el camino podría ser el siguiente: «Como resultado del colapso, mi vida será probablemente más corta, pero será vivida en la intensidad del presente, con mi corazón libre y mi cuerpo vibrando».

Ahora…. ¡Te necesito! 🙂 Llamada para voluntarios

Ahora…. ¡Te necesito! 🙂 Llamada para voluntarios

Desde hace algunos años, ofrezco al público en general un acceso progresivo a la espiritualidad Zen. Usted puede encontrar MP3s de meditación, artículos, videos (ver abajo todos los recursos disponibles), por no hablar de los libros. Así que creé un blog en 4 idiomas, redes sociales, colaboraciones con el Huffington Post o la revista Psychologie. Y todo esto: ¡para ti!

Recibo muchos mensajes todos los días por correo electrónico o mensajero, lo que me demuestra lo útil que es todo esto.

Hoy, me gustaría formar un equipo de voluntarios para ayudar a difundir todos estos recursos. De hecho, todo esto lleva tiempo, mucho tiempo.

Todo mi trabajo es totalmente voluntario, con el simple deseo de que el budismo y el zen puedan ayudar a la gente a diario. Esto es lo que me impulsa cada mañana y me da el valor de encender la computadora. Vivo al borde de un bosque y podría prescindir muy fácilmente de esta «misión» de vagar por los prados y acariciar las orejas de los caballos! Pero una vocecita me dice que continúe, que es lógico, útil, necesario…..

Así que, si alguna vez quieres ayudar a difundir los valores budistas y la práctica del zazen («meditación zen»): ¡bienvenido al equipo!

Aquí están los puestos que se buscan ( ¡importante: para personas con experiencia en estos campos!)

  • gestor de comunicación para la cuenta de twitter
    gestión de la cadena Youtube Dailyzen
    Diseñadores gráficos para flyers, visuales, logotipos, etc.
    webmaster del sitio web de wordpress www.dailyzen.fr
    ingeniero de sonido para meditación guiada MP3
    Traductores en inglés, alemán, español

Por último, tengo el proyecto de crear «cursos en línea» con cápsulas de vídeo temáticas. Por lo tanto, estoy buscando videógrafos y administradores de website para desarrollar este proyecto específico.

Gracias por su amabilidad y atención. Y nos vemos pronto en el camino del Zen!

Amigable

Kankyo

Los recursos disponibles

  • Canal Itunes
    Cuenta Soundcloud
    Canal Youtube
    Cuenta de Faccebook pro (administrada por un voluntario)
    cuenta de twitter
    Cuenta Instagram (administrada por un voluntario)
    blog en 4 idiomas
    Artículos para el Huffington Post
    videos para la Revista de Psicología

Traducción realizada con el traductor www.DeepL.com/Translator

Taller de meditacion in Medellin – pictures

Ayer por la mañana, en Medellín, un taller de meditación Zen en el centro de la ciudad. La oportunidad de ver que se puede practicar en todas partes, incluso en el corazón de las ciudades, incluso en el ruido… y que esta práctica de zazen se está extendiendo lenta pero seguramente!

Página 1 de 3 123