Meditación Zen y…los SECRETOS DE LA RESPIRACIÓN

(Traducido por Sandra María [Sao] Santisteban Delgado)

¿No este el caso de que un estudiante (practicante) bien informado vale por dos?
He aquí alguna información esencial de uno de los elementos clave del zazen: la respiración . Hay muchas explicaciones acerca de este tema, algunas aparentemente contradictorias.

Para preparar el terreno, he confiado en mi doble experiencia como meditadora y como una profesora de canto, y al tener conocimientos de anatomía y artes marciales: ¡el conjunto completo!
Comentarios y preguntas son siempre bienvenidos. Sobre todo: ten una buena práctica .

1. ¿Qué es la respiración abdominal?

Respiración Abdominal ,o respirar con el estómago -puede ser resumido en esta fórmula mágica “En la inhalación, el estómago se infla – en la exhalación, el estómago se desinfla”. El otro modo es respirando “hacia arriba” o “respiración torácica”, la cual no describiré, simplemente no adquieras ningún mal hábito. (Pero podría resumirse diciendo que si tu pecho se expande cuando inhalas, no has entendido la cuestión).
Desde el punto de vista técnico, el diafragma juega un importante papel en la respiración abdominal . Se refiere a un músculo parecido a la mitad de un globo, el cual divide el torso en dos al nivel del plexo solar (en un plano horizontal, si me sigues…..)

No hay nada mejor que un pequeño vídeo para que lo veas claramente:

En la inhalación, cuando el aire entra en los pulmones, el diafragma desciende. Con este movimiento presiona los órganos viscerales (estómago, hígado, y todo lo demás que tenemos en el abdomen) y crea en movimiento un inflamiento del estómago.
Como puedes comprender, realmente no hay aire en el estómago. Cuando exhalas, ocurre al revés: el aire sale, los pulmones se contraen, el diafragma vuelve a subir y el estómago se desinfla (a menos que bebas cerveza, entonces eso es otra historia).
Durante el zazen ( meditación zen ), esta respiración abdominal se desarrolla gradualmente siempre y cuando que la postura sea lo suficientemente relajada y equilibrada. Al principio, este no es el caso.

Por lo tanto, descubre algunos “trucos mágicos” para ayudar a liberar tu respiración…

Sé como Droopy.

 

Droopy : modèle parfait d'une mâchoire détendue

Droopy : modèle parfait d’une mâchoire détendue

“Soy tan feliz”
Aunque es sumamente improbable que encuentres esto mencionado en las enseñanzas budistas tradicionales, esto es esencial. Droopy – aparte de la manera en que se arrastra alrededor – está caracterizado por una mandíbula caída, tal y como haría un corredor de bolsa sobrepasado y celoso.
Durante el zazen, relajando la mandíbula y las mejillas permites al diafragma dejarse llevar y a tu respiración enrollarse comfortablemente en tu estómago, como si fuese magia. En efecto, aunque a primera vista esta idea parece extraña – la mandíbula y el diafragma están

conectados mediante el sistema muscular, el cual los hace trabajar juntos. (Si esta idea te parece interesante, estudia el trabajo de la famosa y revolucionaria kinesiologa François Mezieres). Compruébalo: si tu mandíbula se relaja, tu estómago se infla….y tu energía se adhiere a la parte inferior de tu cuerpo.

El Vaquero.

 

Le cowboy, modèle parait d'un bassin mobile

Le cowboy, modèle parait d’un bassin mobile

Recuerdas las grandes películas del oeste de antaño?
Un vaquero en su caballo, balanceándose con el ritmo de su montura. Su vientre sigue los movimientos de su caballo con una fluidez natural. Lo mismo ocurre con la respiración abdominal, excepto por el caballo. Observa: cuando inhalamos, cuando el estómago se infla, la pelvis se desplaza un poco hacia delante, la espalda se ahueca levemente. Cuando se exhala, el vientre se desinfla, la pelvis vuelve a su posición original.
Por supuesto, el movimiento es mucho más sútul que el de nuestro vaquero, es más como un micro movimiento. Pero si la pelvis está bloqueada, la respiración por sí misma también lo estará e impedirá su movimiento natural.
Idealmente situada en el centro del cuerpo, la pelvis es una especie de eje, que tiene una onda – como un movimiento, permitiendo al cuerpo moverse armoniosamente hacia arriba y hacia abajo.

2. ¿Cómo se debe respirar en zazen? (meditación zen)?

El fundamento es simple: respira sin interferencia.
Esto puede parecer contradictorio a las explicaciones previas, que te anima a liberar la respiración deliberadamente. Por lo tanto necesito ser un poco más precisa.
La regla principal en zazen es “déjalo estar”. El término sánscrito Tathata (Shin Nyo en japonés) que se puede traducir como “por lo tanto” o “talidad” al reflejar esta idea. Las cosas son como son – por lo tanto – y la práctica del zazen invita a aparecer al fenómeno de “sin elegir ni rechazar”. Lo mismo ocurre con la respiración. Observo como “el cuerpo” respira, si la respiración es lenta, rápida, alta o baja. Simplemente observar y dejar estar.
Y sobre todo, beneficiarse de esto: en este mundo de rendimiento, por una vez, no hay nada que hacer. Excepto cómo reconciliar esto con lo anteriormente sucedido.
Los dos puntos que he ofrecido anteriormente (relaja la mandíbula y da vida a la pelvis) son remedios que han de ser moderadamente aplicados. Productos con una fecha de caducidad a corto plazo. Si el cuerpo está particularmente tenso, por ejemplo, ofrécele un soborno mediante la concentración en uno de estos puntos, o en ambos de ellos por unos segundos o minutos. ¿Cuántas veces?, ¿cuánto tiempo?, ¿cuándo?.
Estas son preguntas que tendrás que resolver por ti mism@, a través de la práctica y del conocimiento de tus propias funciones normales.
Entonces, tras este suave foco de atención, después de relajar tu mandíbula y de anclarte en la pelvis, vuelve a la simple observación de la respiración Tathatta, tal y como es. Y entonces….deja las cosas estar….en total Existencia.
Aprende más con este vídeo (en frances).

 

 

 

0
  Sur le même thème
  • No related posts found.

Añadir un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.